FUENTE DE LOS 5 CAÑOS O LAVADERO DE SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA

FUENTE DE LOS 5 CAÑOS, LAVADERO DE SAN JOAQUIN Y SANTA ANA


La Fuente de los Cinco Caños o Lavadero es también conocida como Fuente de San Joaquín y Lavadero de Santa Ana (esta construcción fue realizada durante los siglos XVI-XIX).
En 1897 el Ayuntamiento construyó el lavadero y cubrió el aljibe. A partir de esta fecha y hasta la segunda mitad del siglo XX se convirtió en el corazón del municipio.

El monumento consta de dos cuerpos: la construcción cuadricular que cubre el nacimiento y aljibe y, otro cuerpo rectangular, el del lavadero.

Lo  primero de lo que vamos hablar y que pocos jóvenes paduleños conocen y no se puede ver, ya que se encuentra actualmente cerrado al público para su mejor conservación es el aljibe, la función que cumple este, es la de almacenar agua que suele proceder de la lluvia, por lo general potable.



El término aljibe proviene del árabe, que significa pozo o fosa. 
Este modelo es un recipiente parcialmente subterráneo, construido y cubierto por una bóveda de cañón ligeramente apuntada. Está construido con ladrillos unidos con argamasa, con las paredes internas recubiertas de una mezcla de cal, para impedir filtraciones y la putrefacción del agua que contiene.

Era el Lavadero lugar de muchas faenas y trajines: mentidero público y rincón de reunión de campesinos que, al atardecer, venían a buscar trabajo para el día siguiente. Pero también era un sitio ideal para hacer amistades o buscar novia (ya que por entonces las únicas redes sociales estaban en las calles), aprovechando cuando las muchachas del pueblo bajaban con sus pipotes y cántaros a por agua o lavaban la ropa.


Tenía tal uso este lavadero que las madres enviaban a sus hijos, bien temprano, a pillar sitio en la cola para que, apenas quedara sitio libre, ellas pudieran hacer sus lavados. Al instalar el agua potable en las casas particulares este lugar perdió toda su situación preponderante como lugar de uso y encuentro público.

No sólo era la gente mayor la que venía a este lugar, también era el lugar de disfrute de los niños y niñas que jugaban sobre estas aguas saltando y cantando las canciones de la época.
Y también muchos paduleños al terminar su jornada laboral, se reunían en este sitio para buscar faena para el día siguiente.

A día de hoy, este espacio y su marco incomparable es aprovechado por diversos actos culturales: conciertos durante las noches de verano, noches infantiles, noches de cine y otras tantas actividades nocturnas veraniegas que puedes descubrir durante tus veranos en Padul etc.


Comentarios

Entradas populares de este blog

A UNA HORA DE GRANADA

CASA GRANDE

La Pasión según Padul - Semana Santa de Interés turístico de Andalucía